Lo que nos cuentan los alumnos

¿Qué te parecen mis clases de yoga?
¿Qué aporta el yoga en tu vida?
¿En que ha mejorado tu vida desde que practicas yoga?


Alberto de Lucio
* Me parecen estupendas y dinámicas.
* Un momento de desconexión y un encuentro conmigo mismo.
* Físicamente me encuentro mucho mejor y soy más felizzzzzzz.


Begoña García

* Las clases de yoga que doy en Samsara con Belén me parecen muy especiales. En primer lugar por cómo las imparte. Te sientes muy a gusto. No hay presiones, no te sientes forzado a aquello que te cuesta hacer; todo lo contrario, te sientes muy libre de hacer aquello hasta donde tú llegas y de esta manera, consigues disfrutar del yoga. Por otro lado, decir que hay clases donde entre el ambiente, la música, el ejercicio, etc se siente una especie de magia que en realidad está en uno mismo, pero allí consigues sentirla.
* El ambiente de la sala es el idóneo: la luz, el olor, la decoración, la envolvente música que en ocasiones, con los ojos cerrados y en un estado de relajación absoluta, me ha transportado a otros lugares.
El yoga ha aportado cierta serenidad. El día que lo práctico en el centro, al terminar, noto que he trabajado de una manera muy beneficiosa mi cuerpo, y mentalmente salgo despejada y muy relajada.
* Dentro del ajetreo de vida que llevo, puedo decir que es "mi ratito" donde disfruto, me siento muy a gusto, y he aprendido a cómo relajar, tanto mi mente como mi cuerpo, si en algún momento lo necesitase.


Carmen Moral
* Las clases de yoga me parecen muy creativas, cada una distinta a la anterior, con una mezcla perfecta de asanas, música, relajación, creas un ambiente mágico.
* Bienestar físico y mental, equilibrio, serenidad, alegría.
* El yoga me ha proporcionado un espacio para mi espiritualidad, ayuda a calmar mi mente, a escuchar mi cuerpo, a darme paz interior.


Cristina Gómez
* Son clases muy buenas en donde se hace ejercicio físico y mental. Las clases están muy bien ambientadas y hace que te concentres muy bien. Está llevada con mucha armonía, amor y dedicación por lo que se disfruta mucho de lo que haces y es muy interesante.
* Para mi el yoga es una disciplina importante a tener en cuenta por muchas cosas. Como ejercicio es maravilloso, da energía, elasticidad, creatividad, sosiego, bienestar, tranquilidad, fe, riqueza espiritual, optimismo y dinamismo.
También aporta amistad y amor.

* En vitalidad, alegría, interés por la vida, autoestima, salud, introspección, armonía, equilibrio, diversión, amigable, y en muchas otras cosas. Se nivelan las energías del cuerpo y se desarrollan habilidades físicas, psicológicas y espirituales,
y todo ello es muy gratificante.


Laura Díaz

* Me gustan las clases de Belén porque son des-estresantes, dinámicas y profundas. Me facilitan el parar un momento y salir del mundo exterior a veces tan duro y agresivo y sumergirme en un mundo de paz y silencio donde los ejercicios que propone, posturas y reflexiones me lleva a encontrar un sano equilibrio.
* El yoga me facilita la búsqueda de resortes dentro de mi para encauzar situaciones difíciles o negativas, a veces complicadas de aceptar y revertirlas en enseñanzas positivas que me hagan crecer y aprender. Su práctica me está permitiendo mayor concentración y armonía con las situaciones que diariamente se me presentan.
* Noto que gracias a la práctica del yoga, los sentidos los siento más despiertos, el cuerpo más ligero y me siento anímicamente mas fuerte.

Lucrecia Mateo
* Me encantan sobre todo porque son muy variadas (no hay nunca una clase igual que la anterior), no son masivas (con lo que casi son personalizadas), nos cuidas y nos haces sentir cómodos. Salgo de la sesión completamente distinta de como entre.
* Fundamentalmente, equilibrio físico y mental, forma parte ya de mi vida, se ha convertido en una necesidad. Es el momento en el que estoy conmigo misma al 100%.
* En estos 4 años que llevo practicándolo, he aprendido a conocer mi cuerpo y mi mente mejor, a controlar la energía, a respirar, a relajarme, a frenar el estrés, a superarme.


Mª Carmen Hernández
* Para mi las clases suponen un espacio de tiempo en el que centrarme en mi cuerpo y desconectar del trabajo y las tareas que muchas veces nos saturan. Belén te ayuda a centrarte en las sensaciones que cada postura aporta a tu cuerpo, en los beneficios de combinar esas posturas con la respiración. Personaliza cada postura si tu cuerpo se resiente, de modo que todo el mundo puede seguir con la práctica, independientemente de la flexibilidad o las lesiones de cada uno.
* El yoga me aporta serenidad, ayuda a afrontar los problemas que van surgiendo con más perspectiva. Me ha enseñado a escuchar mi cuerpo. Físicamente me siento más relajada, me ayuda en el descanso, a conciliar el sueño. Por mi trabajo suelo tener la espalda muy sobrecargada, y desde que practico yoga con regularidad he notado una mejoría notable.
* Una sola clase te cambia, entras acelerado o cansado y sales relajado y lleno de energía, pero cuando realmente se notan los efectos es cuando lo practicas con regularidad. Es entonces cuando notas que estos efectos son más duraderos, y no se evaporan en las horas siguientes a la práctica, conforme vas volviendo a tus rutinas diarias.


María Rodríguez

* Las clases en Samsara son dinámicas, variadas y alegres, cada clase es diferente a la anterior y esto hace que resulten más interesantes. Me encantan  los mantras que Belén elige cada día para acompañar las clases, gracias a ellos se consigue un clima muy emotivo entre todos los que estamos, y la sala es acogedora y preciosa, ideal para una cómoda práctica de yoga.
* El yoga en mi vida aporta bienestar a nivel físico, ya que desde que lo practico, tengo más flexibilidad pero sobre todo me afecta positivamente a nivel espiritual, mediante las asanas y el control de la respiración consigo equilibrio y paz interior.
* Llevo dos años practicando yoga y son numerosos los cambios que he experimentado. El yoga me ha ayudado a conectar de una manera más profunda con mi interior y a tomarme la vida con más tranquilidad. Siempre estaré agradecida a Samsara y a Belén por todo lo que he aprendido, venir a samsara dos veces por semana hace que mi vida sea mejor. Desde que practico yoga soy más feliz.


Norma Iriondo
* Me gusta sobre todo que en tus clases se practica un yoga integral. Y ésa es la idea que yo tengo del yoga como disciplina, por lo que estoy encantada. Partiendo de aquí decir que tus clases me resultan muy amenas. Mi sensación es de que cada clase que recibo es diferente y única. En todas trabajamos mucho las posturas o asanas, un trabajo muy físico, pero también la respiración (pranayama), la movilización de energía, la relajación- que a veces guías-, incluso en ocasiones nos instruyes en alguna técnica de meditación. Encuentro muy estimulante  que incluyas en tu enseñanza distintas formas de practicar las asanas, distintos tipos de yoga, como el yoga en pareja, el yoga dance, yoga dinámico… Tocas “muchos palos diferentes” lo que nos muestra que no hay una única forma de practicar, sino muchas y todas válidas.
Te diría que encuentro  fundamental la idea que transmites de respeto al propio cuerpo, sin juicios ni exigencias, sino buscando en todo momento el llegar a disfrutar con las posturas, dentro de las capacidades de cada cual.
Y por supuesto la confianza que generas al estar pendiente de  cada uno de nosotros a la hora de corregir una postura mal ejecutada, previniendo daños, o cuando indicas y explicas las distintas opciones de practicar una misma asana con mayor o menor intensidad. Aunque sean clases  de grupo, recibimos también una atención personalizada. Creo que todo ello hace que el clima de las clases sea acogedor, cálido, y que uno se sienta muy cómodo, muy libre, muy a gusto.
* Para mí es una herramienta de autoconocimiento increíble. Me permite un aprendizaje constante  acerca de mi misma, de cómo puedo manejar o incrementar mi energía, mejorar o reforzar aspectos de mi personalidad, de mi relación con los demás, con mi entorno, y sobre todo siento que me conecta de alguna manera con lo básico, con lo elemental. Lo estoy viviendo como un camino de desarrollo, de crecimiento personal.
* He observado beneficio a todos los niveles. Físicamente mi cuerpo ha aumentado su elasticidad, he ganado fuerza, y estoy más ágil. También he podido comprobar por ejemplo, cómo el control de la respiración ayuda a calmar el dolor físico, o cómo una jaqueca o un malestar se alivian tras practicar determinadas posturas.
En un plano menos físico he ganado en serenidad, en control de emociones negativas, me noto mucho menos colérica, por ejemplo. Por otro lado siento que me muestro más paciente en general y últimamente he reforzado la creencia en mis capacidades de logro.
El yoga engancha. El beneficio que aporta se puede apreciar desde la primera clase, y cuanto más se practica mayor es el bienestar experimentado y mayores las ganas de profundizar en el aprendizaje, por lo que la práctica poco a poco se convierte en una necesidad. Al menos, así  me ha ocurrido a mí.


Susana Lozano
* Me encantan. Para mi son un rato estupendo, en el que desconecto de todo, me divierto y disfruto. Se me pasa el tiempo volando!!! La prueba es que no falto, y eso que no estoy cerca, pero me compensa y mucho...
* Pues la verdad es nunca lo pensé, pero me da paz, energía y tranquilidad. Me sienta fenomenal!
* Me siento mejor físicamente, más flexible... además hay algo que me llama mucho la atención. Mejora muchísimo la capacidad de concentración. Uno de los efectos más llamativos para mi, es la facilidad y capacidad de concentración que se tiene después de la práctica de yoga. Es increible!. Creo que el yoga es algo que todo el mundo debería probar... es verdad que requiere constancia, como todo, pero los beneficios que produce provocan un auténtico "enganche".


Trinidad Díaz
* Me gustan mucho y me siento muy cómoda en ellas, para mi son un paréntesis en el ajetreo de la vida diaria.
* Mucha relajación, bienestar físico y la desaparición de todas mis molestias de espalda y cervicales. Para mi se ha convertido en una práctica indispensable en mi vida.
* Ha disminuido considerablemente mi nivel de estrés y físicamente me encuentro mucho mejor.


Víctor Jiménez
* Lo primero hago Yoga por que me hace sentirme bien; el porque con Belén pues después de haber conocido a unos cuantos profesores  es con la que me mejor me siento, me siento querido y mimado, pero no a mi en particular sino que es su forma de dar las clase, para mi hay momentos mágicos como en la relajación y cuando recitamos el Om no se explicar bien lo que siento pero se que sólo me ocurre en clase.
* Las clases son amenas y  variadas con posturas que siempre hacemos y otras nuevas, por otra parte somos pocos en clase por lo que casi las clases son personalizadas. Creo que lo mejor es que se adapta a los alumnos.
* En mi vida privada me ayuda a darme más tiempo para poder madurar la manera de ver las cosas.


Comentarios: 1
  • #1

    Heera Albertoni (viernes, 07 octubre 2016 06:13)

    Vivo en Suiza, pero siempre que voy a Madrid hago las clases de Yoga con Belén porque me relajan y hacen sentirme bien. Cuando las hago saigo rejuvenecida de cuerpo y alma, las aulas son buenísimas, fluidas y el ambiente muy agradable. En su escuela hay también otras actividades que me encantan como el Yoga en el aire con el Yojan y los encuentros pelas tardes de Cantos de Mantras. Sin i hablar del dia Samsara que todas las ocasiones que pude estar me ha sido muy bueno el contacto con la gente y como están organizadas las actividades y sus contenidos, entre otros detalles.
    Haría de todo mucho más si viviera en Madrid.